Carnavales

Artículo principal: Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

La fiesta más conocida de Santa Cruz es el Carnaval. Está considerado como uno de los más importantes del mundo. Comparte con Cádiz el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional, siendo dos formas distintas de celebrar y entender el carnaval. Su fecha de celebración varía cada año, aunque suelen coincidir en los meses de enero o febrero. Durante la época franquista, es decir, los 40 años de dictadura del general Franco, en estas dos ciudades de España fue donde único se celebraron los carnavales, bajo la denominación de “Fiestas de Invierno”, ya que estaban prohibidos su celebración como tal.

Los bailes al son de la Salsa y de las Batucadas de las Comparsas duran toda la noche. La explosión del colorido tiene lugar con la elección de la Reina del Carnaval, luego, con la Cabalgata Anunciadora, dará comienzo el carnaval en la calle. Las murgas y rondallas son las encargadas de poner el tono picante y cultural de la fiesta, siendo la apoteosis del Carnaval santacrucero el martes de carnaval, con el gran colorido y desfile de la cabalgata, y al día siguiente el colorido de días anteriores se cambia por el negro del luto por el entierro de la sardina, que pone fin a las fiestas de manera oficial, aunque el Carnaval continua hasta el fin de la semana (viernes y sábado de piñata).

En los últimos años ha existido una polémica con respecto a la celebración del entierro de la sardina. Mientras una parte de la población abogaba por mantener la tradición y celebrar el entierro el miércoles de ceniza, el Ayuntamiento, alegando motivos de asistencia, prefería desplazarla al viernes de piñata. En los Carnavales de 2004 se celebraron dos entierros, uno popular y otro institucional, mientras que en 2005 fue el Ayuntamiento quién promovió ambos entierros, no sin escucharse multitud de voces acerca de lo absurdo de la situación; ese año un grupo de personas llevó a cabo “un rapto” de la sardina que se iba a quemar el viernes, quemándola el tradicional miércoles [3].

Fiestas de Mayo

También ha cobrado gran importancia el baile de magos, celebrado la noche de la víspera del 3 de mayo, donde los asistentes visten los trajes tradicionales de las islas, llamados trajes de magos, y cenan al aire libre las comidas típicas traídas por cada uno. En 1999 esta fiesta batió el Récord Guinness al ser la cena al aire libre con mayor número de asistentes, que se estimaron en unos 8.000 [4]. En 2005 se trasladó la celebración del mismo desde la Plaza de España y de la Candelaria a la calle de la Noria y la zona aledaña.

El domingo posterior al baile de magos, se celebra un paseo romero, en el que carretas engalanadas recorren algunas zonas de la ciudad entre música tradicional y comida típica.

Traslado de la Virgen de Candelaria

En este aspecto, es también importante señalar el traslado cada siete años de la Virgen de Candelaria (Patrona Principal del Archipiélago Canario), desde la Villa Mariana de Candelaria a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, alternando cada siete años, entre esta ciudad y la de San Cristóbal de La Laguna. El último traslado a esta ciudad capital fue en octubre de 2002 y el próximo será en 2016.